-¿Pensáis que es creíble que un reportero de esta casa haya podido agredir a un antidisturbios? Voy a empezar contigo, Isabel, que estuvimos tomando cañas con él la semana pasada, después del programa. ¿Tú esto te lo crees?

-Hombre, preguntado así, evidentemente, no.

Presenta Pablo Iglesias, y responde Isabel Díaz Ayuso. Nadie les conoce. Él es un profesor de la Universidad Complutense que no ha entrado aún en política. Ella, una diputada autonómica del PP sin galones. Corre 2012, y ambos coinciden en La Tuerka, la tertulia televisiva que organiza Iglesias. Allí polemizan. Exponen puntos de vista opuestos. Y hacen algo más que compartir cervezas con Tania Sánchez, entonces en IU y hoy en Más Madrid, o Íñigo Errejón, que luego también fundará Podemos. Casi diez años antes de enfrentase por la presidencia de la Comunidad de Madrid, Díaz Ayuso empieza a descubrir gracias a Iglesias que se está gestando un proyecto que va a sacudir los cimientos de la política española.